México.- El fiscal general, Alejandro Gertz Manero,explicó que una de las hipótesis de la explosión en una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, es que la fricción de los gases de la gasolina Premium y la ropa sintética de las personas generó una chispa que activó el combustible.

“En el momento del siniestro ese ducto estaba cargado con gasolina de muy alto octanaje. Eso genera una serie de gases de una gran letalidad y por tal razón, en el momento en que las personas empiezan a acercarse y a moverse de una manera multitudinaria, muchas con ropa de contenido sintético, está la posibilidad de generar reacciones eléctricas”.

En conferencia de prensa encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, Gertz Manero aclaró que ésta es solo una hipótesis preliminar con base en los primeros resultados de la investigación pericial, pero que se descartará o confirmará una vez que comiencen hoy la toma de testimonios.

“Ese es un principio de investigación, no es una contundencia, ni un resultado final. Ese movimiento de tantas personas en un área cargada de gases, además de los contenidos líquidos, pudo haber generado esa explosión, pero eso nos lo determinará el avance de las investigaciones.

“Esa es la primera impresión que tenemos de carácter pericial y ahora vamos a empezar con las testimoniales, y conforme vayamos avanzando lo vamos a dar a conocer”, reiteró.

El fiscal general indicó que el Ministerio Público Federal realiza la secuencia de hechos y los peritos establecen las primeras hipótesis; también informó que hasta el momento no hay personas indiciadas o detenidas por la explosión.

Las labores de búsqueda de cuerpos y personas con vida comenzó ayer a las 4:15 de la mañana y concluyó a las 11:15; se recuperaron 63 más, de los cuales seis están completos y 57 son restos.