México.- Frida Sofía considera que en estos momentos, lo mejor que puede pasar entre ella y su madre Alejandra Guzmán, es el distanciamiento, pues ambas deben sanar, así lo explicó en un comunicado que compartió en su cuenta de Instagram.

Frida comenzó pidiendo disculpas por unas stories que compartió ayer en las que rompe en llanto al explicar la difícil situación con su mamá, y reveló que el problema siempre ha sido la soledad y la adicción de Alejandra Guzmán.

"No tendría que decir nada de mi mamá porque al final creo que ella hizo lo mejor que pudo con las cartas que se le dieron, ella lleva muchos años tratando en pelear con sus demonios y no me puedo tomar personal que no lo pueda lograr , su sufrimiento es exactamente eso, la soledad en la que ella vive y que al final aleja a todo el mundo de su vida”, expresó.

“Me da coraje que se refiera a mi de esa manera, llegando al punto de hacerles ver que yo tengo un desorden mental y no que estoy tratando de superar el dolor que ella me ha causado”.

Frida recuerda algunos episodios de su infancia en los que le tocó batallar con su madre, y confesó que tuvo miedo de que la Guzmán perdiera la vida, pues perdía el control.

“Pasé toda mi infancia tratando de tapar sus actos, desde defecarse y vomitarse encima repetidamente, con miedo siempre a qie muriera y para que la gente presente no se iera cuenta porque me daba mucha pena que la vieran perder el control así”.

"Crecí con terror de no estar ahí si algo así pasaba, ¿quién la iba a limpiar y agarrarle la cabeza para que no se ahogara? Lo cual me causó muchos temas de coodependencia. Hasta el punto de llegar a mentirle a las autoridades”.