Una joven de 19 años, de nombre Polly Smith, quedó con la cara deformada tras someterse a un tratamiento de cejas  en el salón del belleza, en en Reino Unido.

El tratamiento que pretendía darle una apariencia más estética a sus cejas, le provocó una fuerte alergia que le hinchó los parpados a tal grado que le impedía abrir completamente los ojos.

cejasfail

cejasfail12

cejasfail1