México.- Defunciones anuales por bronquitis, enfisema y asma Acelerar la tendencia. Aunque la tendencia es a la baja, el número de casos de defunciones anuales por bronquitis, enfisema y asma sigue siendo elevado, considerando las capacidades y recursos de que dispone el país. Se trata de cifras que, con base en la prevención y apoyos sociales elementales, podrían reducirse a la mitad en un lapso menor a 10 años.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es la primera causa de muerte evitable en el mundo; el principal factor de riesgo para contraerla es el uso y abuso del tabaco, por ello, cada 31 de mayo, este organismo de las Naciones Unidas hace un llamado para reforzar las medidas de prevención, imponer mayores impuestos y mayores regulaciones que lleven a la reducción del consumo de este agente mortífero.

Según la OMS, en el mundo mueren anualmente 8 millones de personas a causa de fumar, más un millón que pierde la vida por exposición al humo de cigarro. En resumen, la OMS advierte que, en todo el mundo, el cigarro mata a una persona cada cuatro segundos.

Según los datos de la OMS, hay cuatro grandes grupos de enfermedades asociadas al consumo de tabaco que ponen en riesgo la vida de las personas que las contraen: 1) Tuberculosis, de la cual, el 20% de los casos de enfermedad y defunción se debe a la adicción al tabaco o a su exposición; 2) Cáncer de pulmón, cuya incidencia es 22 veces mayor en quienes fuman que entre el resto de la población; 3) EPOC; y 4) Asma, de la cual, una de cada nueve defunciones es atribuible al consumo de tabaco.

Al respecto, es importante señalar que, con base en las estadísticas sobre mortalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre los años 2008 y 2017, han fallecido en México 67,703 personas a causa de tumores y cáncer de pulmón, lo cual implica un promedio anual de 6,770 casos, o bien, un promedio de 18.54 casos al día.

Por su parte, los datos del Inegi igualmente indican que en el mismo periodo han fallecido 198,241 personas por EPOC, es decir, un promedio anualizado de 19,824 casos, es decir, un promedio de 54 casos al día o poco más de 2 casos cada hora. En este caso, la tendencia es creciente, pues mientras en 2008 la suma fue de 16,540 casos, para 2012 creció a 18,532; mientras que para 2017 se ubicó en 22,954, siendo el año con más casos 2016, con 23,271 (63.75 casos por día, en promedio, ese año).

Finalmente, se debe señalar que, por bronquitis crónica, enfisema y asma, todas relacionadas con el consumo de tabaco, han fallecido en el país un total de 53,527 personas entre los años del 2008 al 2017, con un promedio anualizado de 5,353, o bien, poco más de 14 defunciones por día.

De acuerdo con los datos del Inegi, la diferencia entre mujeres y hombres en el número de defunciones por EPOC se ha ido estrechando en los últimos 10 años.

En efecto, mientras que, en el año 2008, los decesos de mujeres por esta causa representaron el 44.6% del total (7,385 decesos de mujeres frente a un total de 16,540); para el año 2013 el porcentaje se incrementó a 47.2% (9,653 de 20,490 totales); mientras que en el año 2017 representaron el 48.5% (11,140 de 22,954).

Hay que destacar esta condición relativa a las mujeres, pues es probable que una buena cantidad de defunciones por EPOC o enfisema se deba a la exposición del humo de fogones. En efecto, la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares (ENIGH, 2016) estimó que en el país hay 2.1 millones de viviendas en las cuales el cuarto para dormir es el mismo que se utiliza para cocinar; y que en 14.1% de las viviendas, es decir, 4.77 millones, el material principal utilizado para cocinar es la leña.