México.- Un joven con discapacidad mental y motriz fue golpeado y humillado por una funcionaria panista en pleno centro de la ciudad de León, Guanajuato..

La militante blanquiazul buscaba que el muchacho dejara espacio para que transitara el presidente del PAN en León, Alfredo Ling Altamirano.

La agresora es la titular de la Secretaría de Organización Territorial del Comité Municipal, Catalina Urquieta Ramos, quien golpeó con la mano y con su paraguas a Roberto Corona Muñoz, quien vende chicles para mantenerse, padece de retraso mental y no puede mover su mano derecha.

Para colmo, Alfredo Ling defendió a la panista agresora, alegando que el discapacitado iba a “boicotear” su recorrido.

El incidente ocurrió cuando el joven discapacitado se encontraba sentado en el borde de una jardinera en la calle Hermanos Aldama del centro de León, y la funcionaria panista, con malos modales, intentó hacerlo a un lado, para que su jefe, Alfredo Ling, pusiera un moño azul en el árbol, recordando una tala perpetrada por el gobierno la semana pasada.

Ante la negativa de Roberto Corona, la militante panista comenzó a golpearlo con una sombrilla, y cuando éste cuestionó por qué usaba la violencia, la mujer le asestó bofetadas.

Al escuchar el escándalo, los reporteros que seguían al líder panista llegaron al lugar de los hechos, mientras que Catalina Urquieta no dejaba de ofender a la víctima.

Ante esto, la dirigencia municipal de Acción Nacional envió un grupo de empleados para desalojar a la funcionaria de la zona, y evitar así la confrontación con la prensa, la cual lamentaba el nivel de violencia de la mujer en contra de un discapacitado.