México.- De mimbre, bambú, hojas de plátano, palma, cartón reciclado y hasta de lana orgánica son los ataúdes que algunas funerarias ofrecen para aquellos que, hasta el último momento, pretenden ser sustentables.

Elaborados de materiales biodegradables que, además, no sólo son amigables con el medio ambiente, sino 66 por ciento más económicos que los convencionales de pino y caoba.

Aunque, en esta tendencia también existe el lujo, ya que un ataúd artesanal de mimbre puede llegar a costar hasta 225 mil pesos.

Un ataud de mimbre tarda sólo 150 horas en desintegrarse Un ataúd de mimbre tarda sólo 150 horas en desintegrarse

“En México tomamos muy en serio a la muerte. Existe una tradición muy arraigada, celebramos el Día de Muertos con respeto, es por esto que el sector funerario es muy tradicionalista. La opción de gama verde está teniendo una buena aceptación, crece 20 por ciento anualmente desde que se lanzó en el país, hace cinco años”, aseguró el director de planeación y nuevos negocios de la funeraria Gayosso, Óscar Chávez.

En este sentido, sólo el dos por ciento de la gente que contrata servicios funerarios opta por las formas ecológicas.

Además, los servicios verdes no se pueden adquirir con antelación, aunque si la persona ya cuenta con un plan funerario pagado, su ataúd se puede cambiar por uno biodegradable y pagar la diferencia, si es necesario.

“La mayoría de las personas que optan por esta opción, es porqué quieren conmemorar al ser querido de una manera especial y no bajo las ceremonias tradicionales”.

A esta tendencia ecológica se han sumado países como Estados Unidos, España, Argentina, Venezuela y, por supuesto, México.

Es en nuestro país en donde se encuentra el único parque funerario ecológico de América Latina: Bosque Eterno, donde una tumba se puede convertir en un árbol o ser parte de un lago, para dar a los seres queridos una “segunda vida”.

Ya sea por lo económico, sustentable o por moda, este modelo es una opción para reducir la huella ecológica que hemos dejado en el mundo.

Con información de Luisa Franco.