Luego de que en total estado de ebriedad accionara un arma de fuego que utiliza para el cuidado del presidente de la COPARMEX en Chilpancingo, Jaime Nava Romero, integrantes del FUSDEG aprehendieron en la comunidad de Mazatlán al escolta del empresario.

Los hechos ocurrieron durante las primeras horas de la mañana en la localidad, perteneciente al municipio de Chilpancingo, donde el “acusado”, de quién omitieron su nombre, pero que labora según las investigaciones como guarura de Jaime Nava, accionó un arma causando pánico entre pobladores.

Integrantes del Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), localizaron al escolta, quien estaba alcoholizado y, tras desarmarlo, fue llevado a la comisaría de la localidad.

No obstante, de alguna manera logró darse a la fuga aunque gracias a los trabajos en conjunto de las policías comunitarias, lograron capturarlo nuevamente en la colonia la Cinca, al sur de la ciudad, por parte del FUSDEG que opera en Petaquillas.

Tras ser nuevamente capturado, fue llevado a la base del FUSDEG en Petaquillas y minutos después de las 18:00 horas lo trasladaron hasta la localidad de Mazatlán.

De manera extraoficial, se dio a conocer que el detenido era policía retirado y, tras separarse del cargo, comenzó a realizar labores de vigilancia personal.

Sin embargo, las indagaciones de los comunitarios confirmaron que sí es uno de los guaruras que lleva consigo el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

Mediante un comunicado, el FUSDEG de Mazatlán informó que, siguiendo protocolos, el detenido será “reeducado” de acuerdo a la ley trazada por la población hasta que pague las molestias causadas.