Ciudad de México.-La reanudación del campeonato de futbol de Rumania este viernes a puerta cerrada se vio perturbada por infecciones al nuevo coronavirus en el seno de dos clubes, anunció la liga profesional de este país (LPF).

"Todos queremos que el futbol vuelva a los estadios, pero la salud de los jugadores es primordial", dijo Justin Stefan, un responsable de la LPF, citado por los medios rumanos de este viernes. El FC Botosani debía jugar en Craiova (sur) el viernes por la tarde, como apertura de esta primera jornada tras la pausa forzada.

Pero el médico del equipo dio positivo al nuevo coronavirus. Todos los miembros del club se vieron obligados en consecuencia a ser controlados y deben someterse a una cuarentena, en espera de los resultados. "Temo que la temporada no se pueda reanudar", declaró Valeriu Iftimie, presidente del FC Botosani, resumiendo la angustia del mundo del futbol, cuando restan ocho jornadas a disputar en la segunda fase del campeonato.

Por su parte, el Dinamo Bucarest vio también aplazado su partido contra el Chindia Targoviste, previsto el sábado, tras el descubrimiento de un caso de contaminación, esta vez en el seno del personal del club. La semana pasada, el gobierno autorizó una reanudación el viernes del campeonato, a puerta cerrada, tras un parón de tres meses.

Si no son descubiertas nuevas contaminaciones, otros partidos tendrán lugar este fin de semana.

Rumania registró este viernes más de 21 mil casos del nuevo coronavirus y mil 369 muertes ligadas a la pandemia.