Ciudad de México.- El futbolista sueco, Adam Lindin, ha protagonizado el partido por una extraña expulsión.

Durante el partido, el jugador del Pershage SK se tiró lo que él mismo consideró como una sonora flatulencia.

“Tuve un mal día con mi estómago, y simplemente dejé salir el pedo” explicó el jugador, después del partido.

El árbitro, Dany Kako, sacó dos tarjetas amarillas y posteriormente la roja al futbolista.

"Lo percibí (el hecho), como una como una provocación deliberada. Lo hizo a propósito y que consideré que era inapropiado, por lo tanto lo expulsé”, justificó Kako.

“Fue una vergüenza muy extraña, no podía creerlo. Creo que se escuchó demasiado fuerte. Tal vez fue como un estruendo”, añadió el futbolista de 25 años.

El bochornoso hecho se convirtió en noticia en toda Suecia e incluso ha cruzado las fronteras a través de varios medios británicos, donde se ha convertido en una de las informaciones más vistas y comentadas.

Pese a todo, Adam se toma la noticia con buen humor.

"La gente se ha reído de esto, no lo veo como algo negativo. No me importa mucho tampoco. Es natural tirarse un pedo de vez en cuando", dijo.