México.- Los funcionarios del Gabinete de Andrés Manuel López Obrador tendrán que regresar una parte de su salario que corresponde a diciembre, debido a que no estaba ajustado a la nómina y la regla de que ningún funcionario público puede ganar más que el propio presidente.

Esto luego de que en su declaración patrimonial y de bienes, el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, reportará un salario más alto que el del titular del Ejecutivo federal.

Al respecto, el presidente López Obrador sostuvo que seguramente eso es un error porque el acuerdo es que se debe respetar la Constitución, es decir no se puede ganar más que el presidente, solo en casos de técnicos especializados que lleven a cabo labores muy especiales.

Sin embargo, el salario del gabinete federal se actualizó a partir del primero de enero y solo diciembre tenía la nómina anterior, por lo que se tiene que devolver la parte que rebasa el actual salario del presidente que es de 108 mil pesos mensuales.