Si las autoridades de Estados Unidos buscan atrapar a un “pez gordo” a través del juicio a Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante la administración de Felipe Calderón, ese no sería el ex presidente de extracción panista, sino Carlos Salinas de Gortari.

En entrevista durante el programa “Los Periodistas”, conducido por Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela en La Octava, la autora de Los señores del narco y El traidor aseveró que, si en el juicio en contra del exsecretario de Seguridad que se llevará a cabo en Nueva York quieren dar con un “pez gordo”, éste podría ser Salinas de Gortari.

"García Luna visitaba la residencia de Salinas de Gortari, antes de que terminara el sexenio de Felipe Calderón. Y ahí estamos hablando ya de otros niveles de corrupción; de cosas mucho más importantes", dijo Hernández.

La periodista Anabel Hernández también recordó que, en 2010, ella ya había asegurado, con base en sus fuentes, que García Luna trabajaba para el Cártel de Sinaloa, asociación por la cual Estados Unidos lo detuvo. Asimismo, aseveró que muchos políticos importantes “sienten el agua en el cuello” y han buscado asesoría legal, pues temen que sus nombres salgan a relucir en el juicio del exfuncionario.

"No se puede entender la protección a Joaquín Guzmán Loera [El Chapo] o a Ismael Zambada [El Mayo], a El Vicentillo, sin la protección a García Luna. Ésa es la llave secreta del proceso judicial que se está llevando a cabo en Nueva York contra García Luna. Una cosa está directamente coligada con la otra. Proteger a Genaro era proteger al cártel [de Sinaloa]”, añadió Hernández.

Al respecto, señaló que la investigación contra García Luna empezó al menos desde 2014 y tomó mayor impulso cuando Iván Reyes Arzate, ex colaborador de García Luna y antiguo comandante de la Policía Federal, fue detenido en Texas y comenzó a dar información relacionada con los sobornos que el ex Secretario de Seguridad Pública recibía por parte de los cárteles de la droga.

La también escritora dijo que desde la detención de García Luna hay varios personajes “de buen nivel” que se sienten en peligro con lo que pueda decir el otrora “super policía” a las autoridades de EU y por eso ya están recibiendo asesorías de abogados.

Asimismo, Hernández aseguró que Felipe Calderón era muy consciente de que su mano derecha en la estrategia contra el crimen organizado causaba muchas dudas entre autoridades de seguridad de Estados Unidos.

Sobre ello, recordó que según unas fuentes, un ex funcionario de seguridad de México acusaba a García Luna de ocultar videos sobre el atentado contra integrantes de la CIA, ocurrido en noviembre de 2012, en Tres Marías, Morelos.