México.- En una entrevista realizada al programa "Despierta", el ex secretario de Seguridad Pública Federal Genaro García Luna ha respondido a las acusaciones de recibir sobornos por parte de los narcotraficantes y ha declarado que está abierto a someterse a cualquier tipo de investigación con respecto a esos dichos.

Estas acusaciones se basan en declaraciones del narcotraficante, que asegura haber pagado sobornos millonarios al ex funcionario además de gestionar personalmente con él nombramientos en cargos policiales convenientes para las actividades ilegales.

Genaro García Luna negó que se hayan producido intentos de acuerdos con los narcotraficantes por parte del gobierno de Felipe Calderón durante su gestión, y resaltó además que nunca tuvo contacto con el narcotraficante conocido como "El Rey Zambada". Aclaró también que no recibió pagos ni interactuó con criminales por tipo de medio alguno.

Refutó además la acusación con respecto a los nombramientos presentando un documento oficial que detalla la ley puesta en vigor por el gobierno al que pertenecía, en la que se deslindaba al ministro de la potestad de designar funcionarios para las fuerzas policiales.

García Luna explica esta serie de acusaciones como una estrategia por parte de los criminales de atacar a las personas que han luchado abiertamente en contra de su actividad delictiva, una estrategia que no es nueva y que resulta conveniente tanto para los narcotraficantes como para sus abogados.

Resaltó, además, que quienes ahora lo imputan son los mismos que en su momento fueron detenidos por su gestión en la seguridad pública en el país y quienes han sido extraditados por él mismo para ser sometidos a juicio en el exterior.

Genaro García Luna continuó destacando que la agencia estadounidense de lucha contra el narcotráfico (DEA) le brindó sus felicitaciones en diferentes ocasiones por su destacada lucha contra el crimen organizado, lo cual también está acreditado por variada documentación de caracter público.