México.- El cantante y compositor de cumbia Celso Piña falleció este miércoles víctima de un infarto y múltiples anécdotas salen a la luz, entre ellas el día en que el Nobel Gabriel García Márzquez bailó al ritmo del famoso regio.

Cuenta el semanario Proceso que corría el año 2003 cuando Celso y Gabo se toparon por primera vez en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (Marco).

García Márquez había acudido a dar una charla al Tec de Monterrey, pero a los organizadores les pareció mejor recibir al Nobel en el museo, con la música de Celso y su grupo Ronda Bogotá.

Y en ese entoces, Celso Piña narra a Proceso: “¡Empezó a bailar, fue muy loable porque me llamó la atención que le gustó lo mío, todo su séquito se puso a bailar primero con la ‘Cumbia Sampoesana’, su preferida, es la madre de todas las cumbias, con ‘Macondo’, y también ‘La crónica de una muerte anunciada’, todos ritmos de Colombia!”

Posteriormente se daría otro encuentro entre el cantante y el escrior, solo que ahora presentados por Nina Zambrano, hermana del presidente de Cemex, Lorenzo Zambrano, quien en ese entonces era la directora del Marco: “Me lo presentó Nina Zambrano, la directora del Marco y le di un abrazo, me dijo que me felicitaba y que siguiera adelante. Me acerqué, me firmó y me dio el libro, nos abrazamos, me dijo que estaba muy bien hecha mi música, que siguiera adelante".

“Yo estaba sude y sude luego de ‘Hasta siempre comandante’; acabamos el show de una hora con cuatro o cinco canciones más y ‘Los gavilanes’, todos ritmos colombianos.”

Celso Piña describe lo bien que la pasó el Gabo en Monterrey en esa ocasión: "Me pareció una persona… qué te diré… tranquilo, que le gusta todo… comió, bailó, disfrutó de la música… baila muy bien porque los colombianos saben bailar la cumbia y no es como allá en Monterrey, donde tenemos otro estilo".