Guerrero.- El alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, adelantó que este año, el objetivo del gobierno municipal es dar de baja cuando menos a mil trabajadores para sanear la nómina.

En una transmisión en vivo que realizó el gobierno municipal, el edil perredista informó que, a su llegada a la alcaldía, la nómina era de 3 mil 750 trabajadores.

Sin embargo, comentó que a partir del saneamiento que se ha realizado a la administración municipal se logró dar de baja a unos 580 trabajadores.

Gaspar Beltrán refirió que el objetivo medular para el gobierno de Chilpancingo era adelgazar la nómina, lo que significaría el despido de mil trabajadores.

Aunque descartó que se trate de una advertencia, el edil llamó a los trabajadores a cuidar sus empleos, y a cumplir con horas laborales.