Chilpancingo, Guerrero.- El alcalde capitalino Antonio Gaspar Beltrán, solicitó  el apoyo del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador para resolver el problema de agua potable y auditar la nómina del ayuntamiento.

El propio edil perredista, reconoció que en la nómina del ayuntamiento existen trabajadores con sueldos que superan a otros de más alto rango. 

Descartó que existen trabajadores con duplicidad de plazas, como se dio a conocer en días pasados con el caso de la directora de Comunicación Social, quien presuntamente mantiene una plaza en una escuela. 

Señaló que una primera “evaluación interna” provocó que se hicieran efectivas las renuncias de al menos 20 colaboradores del gobierno municipal, aunque no especificó qué orilló a su salida de la administración. 

Gaspar exhortó a los funcionarios con permisos en otras dependencias y que actualmente colaboran en el ayuntamiento, a hacerlas públicas sus licencias. Ademas que los llamó a entender que dentro del gobierno municipal se requiere funcionarios de tiempo completo.

El edil perredista, señaló que no se transparentarán las nóminas del ayuntamiento por cuestiones de seguridad y violar los datos personales de los trabajadores. 

Por otra parte, señaló que otra de las peticiones que plantearán a López Obrador, es que a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo, tenga trato especial con la Comisión Federal de Electricidad, ante los contantes cortes de energía a las plantas de captación.

Recordó que mensualmente, la paramunicipal requiere de tres millones de pesos para el pago de salarios y cinco millones de pesos más para pagar energía eléctrica en sus sistemas de captación. 

Ayer, Gaspar Beltrán se fotografió con el delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, con quien le envió una petición a López Obrador para visitar Chilpancingo.