Chilpancingo, Guerrero.- El alcalde capitalino Antonio Gaspar Beltrán, se deslindó de los adeudos salariales que mantiene la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) con más de 300 trabajadores.

En entrevista, el edil perredista señaló que la falta de pagos salariales era un tema de la Comisión de Agua Potable, la cual, mantiene una severa crisis financiera por la falta de ingresos.

En ese sentido, llamó a los más de 42 mil usuarios del servicio de agua potable a ponerse al corriente con sus pagos y ser regulares.

Descartó que este analizando pedir la renuncia a la directora de la CAPACH, Irma Lilia Garzón Bernal, y atribuyó los problemas en la paramunicipal a un asunto de “solvencia económica”.

Gaspar Beltrán mencionó que espera mantener el apoyo de la Federación en el tema de un presupuesto justo para Chilpancingo, y no ser castigado en la asignación de recursos.