Guerrero.- Para poner fin a marchas y bloqueos, el alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán ofreció a los trabajadores de la sección 28 del Suspeg y del Sindicato Independiente, un aumento salarial del 5 por ciento.

La cifra es cuatro veces inferior a la que solicitan los agremiados del Sindicato Independiente, quienes exigen un incremento al salario base del 20 por cierto.

A través de un video, Gaspar Beltrán llamó a los trabajadores inconformes a aceptar la propuesta y firmar un pacto de civilidad por el rescate de Chilpancingo.

Argumentó que el ayuntamiento de Chilpancingo, se encuentra en una crisis financiera, por lo que sería imposible subir los salarios en un 20 o 10 por ciento, como lo solicitan los trabajadores.

El sector empresarial se declaró en crisis, ante los constantes bloqueos y marchas que se han registrado a diario desde hace tres semanas, que han afectado las ventas hasta en un 70 por ciento.