Chilpancingo, Guerrero.- El alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, solicitó 67 millones de pesos al gobernador Héctor Astudillo Flores para el pago de aguinaldos a los más de tres mil trabajadores del gobierno municipal.

En entrevista al concluir una reunión con empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) del municipio en un hotel al sur de la ciudad, el alcalde adelantó que el lunes presentarán las denuncias penales ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por las irregularidades encontradas en la saliente administración de Marco Antonio Leyva Mena.

“Ayer enviamos un escrito en donde solicitamos al gobierno del estado su solidaridad para el tema del déficit el pago de aguinaldo, son 67 millones de pesos los que estamos requiriendo de ayuda tanto para la administración municipal como para la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach)”, informó.

Precisó que, de los 67 millones de pesos solicitados al gobernador, 54 serán utilizados para la administración y 13 millones para la Capach.

En relación con las denuncias que presentará contra la administración de Leyva Mena, Gaspar Beltrán no adelantó bajo qué cargos lo harán y pidió esperar a que el contralor Interno del Ayuntamiento, Francisco Javier Ríos Martínez, acuda el lunes o martes a la fiscalía a presentar las denuncias.

Gaspar Beltrán insistió en que si no hay rescate financiero del gobierno municipal que enfrenta una deuda de por lo menos 500 millones de pesos habrá un colapso de las finanzas.

Durante el encuentro, los empresarios le reclamaron al alcalde el pago de las deudas que dejó Marco Antonio Leyva Mena, se quejaron también de la falta de luminarias y las malas condiciones de las calles.

En relación con el cierre de la agencia Ford, el alcalde negó que haya sido por la violencia y el cobro de cuotas como lo denunció el empresario Pioquinto Damián Huato.

El alcalde aseguró que, de acuerdo con el gerente de la Ford, se fueron de Chilpancingo por las bajas ventas.