México.- Los principales actores económicos del país consideraron positiva la aprobación de la Ley de Ingresos 2020, en un contexto de bajo crecimiento  y la necesidad de mantener la estabilidad macroeconómica.

El  secretario de Hacienda, Arturo Herrera, afirmó  que quedó satisfecho ante la aprobación de la ley y descartó que el Paquete Económico tenga un corte populista. “Lo más lejano que puedes encontrar ligado a un gasto populista son los gastos en infraestructura, y son los primeros que estamos empujando para 2020”, dijo.

Después de participar en el encuentro Fincluye de CitiBanamex, Herrera  aseguró que el gasto en infraestructura puede dar un empujón a la economía mexicana en un contexto de desaceleración global.

“Se parece mucho más al planteamiento que nosotros habíamos hecho originalmente. De cualquier forma, los cambios que se habían estado haciendo en la Cámara de Diputados no habían impactado de manera importante en los estimados de los ingresos que nosotros tenemos”,  mencionó.

Durante  el mismo evento, el subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel,  aseveró  que el Paquete Fiscal para 2020 garantiza la estabilidad macroeconómica ante el escenario de bajo crecimiento.

“Plantea una política fiscal prudente que, creo, es lo que se requiere y en ese sentido es una garantía de que continuará la estabilidad macroeconómica ”, dijo.

“Hubo modificaciones importantes [en la Ley de Ingresos], útiles. La más importante es que se haya cancelado la legalización de los autos chocolate, eso hubiera sido dañino para la industria”, agregó, y dijo que ante el escenario de bajo crecimiento es factible que se mantenga el relajamiento de la política monetaria del banco central.

Desaseo político. El director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal, consideró acertado que en la Ley de Ingresos aprobada este jueves por el Senado de la República  se haya mantenido el superávit primario de 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB)  con un precio del petróleo razonable en 49 dólares por barril.

Además, mencionó como algo favorable que se haya eliminado la legalización de autos irregulares. Sin embargo, sobre el cobro de agua al sector agropecuario, que se revirtió, afirmó que representa un incentivo perverso, que revela la importancia de poner orden.  Para ambos temas faltó más análisis, consideró.