México.-En Londres (Reino Unido), un gatito callejero de cuatro meses evitó que su hermano ciego muriera de hipotermia debido a las gélidas temperaturas invernales, de acuerdo con la asociación de rescate animal Blue Cross for Pets ('cruz azul para las mascotas').

Los felinos, llamados Dot y Specks, fueron encontrados acurrucados en un jardín luchando desesperadamente por mantenerse calientes y no sucumbir al frío. Para su fortuna, fueron encontrados justo a tiempo y llevados a un hospital veterinario para recibir atención médica.

De acuerdo a los veterinarios, los hermanitos, además de tener frío, estaban sucios y asustados; se encontraban hambrientos, bajos de peso e infestados de pulgas.

Por su parte, Specks fue diagnosticado con cataratas en ambos ojos, por lo que su visión es de muy reducida a nula. Además, padece de una enfermedad conocida como ataxia cerebelosa, la cual causa pérdida del equilibrio, temblores y movimientos tambaleantes.

Dot también ha comenzado a mostrar signos de la misma patología neurológica que presenta su hermano. Sin embargo, no se cree que vaya a afectarle del mismo modo.

Según Amanda Rumball, responsable de Bienestar de Blue Cross en la capital británica, debido a sus padecimientos "es poco probable que Specks hubiera sobrevivido sin el apoyo que tuvo de Dot", puesto que "no puede ver, y su condición significa que habría sido una presa muy fácil".

Tras recuperarse del estado en que fueron encontrados, han sido llevados a un centro de adopción en espera de que aparezca una familia adoptiva. En este sentido, Rumball espera puedan mantenerse juntos, puesto que "son un dúo fabuloso y tienen un vínculo fraternal increíble".