Ciudad de México.-El gato Tiger, que decidió 'participar' de manera activa en la vida religiosa del deanato de Canterbury (Reino Unido), apareció en medio de una transmisión en vivo de un sermón matutino este lunes para robar la leche que el sacerdote Robert Willis dejó, imprudentemente, al lado de la tetera.

El felino se acomodó sobre la mesa y, sin poder evitar la tentación, metió decididamente la pata en la jarra con leche. El 'saqueo' duró más de cuatro minutos y quedó documentado en el video de la transmisión.

"Nos ha salido un amigo esta mañana", comentó el sacerdote mientras el felino se estaba dando un festín.

Tiger es uno de los cuatro gatos que vive en el deanato de Canterbury. Previamente, se hizo famoso otro residente felino, Leo, y cuya desaparición bajo la sotana de la autoridad eclesiástica durante otro sermón 'online' se hizo viral.