México.- Agentes de la Gendarmería Nacional, una división de la Policía Federal creada en el 2014, se unió al paro nacional en contra de pertenecer a la Guardia Nacional (GN) y tomaron las instalaciones de su centro de mando.

De acuerdo con una investigación de Proceso, el inspector de la Gendarmería, Mauricio Gómez Torres, dio a conocer que las inconformidades son las mismas que las de la Policía Federal al ser trasladados al proyecto estrella del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El inspector declaró que son 500 agentes los que se encuentran en paro para denunciar que en el proceso de cambio de la Policía Federal a la Guardia Nacional se han violado muchos derechos, tanto humanos como laborales.

Las autoridades y la Policía Federal lograron dar un paso en las tareas de comunicación.

Gómez Torres reveló que el jefe de Gendarmería, Benjamín Grajeda, intentó expresar las demandas de esa división en las mesas de diálogo que tienen los policías federales con el gobierno federal, pero no han sido tomadas en cuenta.

Las protestas que empezaron el 3 de julio se deben a que el gobierno obligaba a renunciar a la Policía Federal para incorporarse a la Guardia Nacional, pero sin respetar sus derechos laborales y perdiendo los bonos que por años de trabajo que habían ganado.

Este sábado 6 de julio se dio a conocer que las autoridades de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana y los policías inconformes habían llegado a un pequeño acuerdo: la instalación de modelos de información sobre la inminente desaparición de la Policía Federal en México para la creación de la Guardia Nacional, proyecto impulsado por AMLO para acabar con la violencia que dejaron los gobiernos pasados.