México.- Elementos de la Guardia Nacional y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) hicieron recorridos a la orilla del Río Suchiate para detener a los migrantes que se encontraban en la zona, esperando una oportunidad para cruzar hacia México.

En asamblea, los centroamericanos decidieron regresar a Guatemala en espera de una nueva caravana, por lo que los migrantes cruzaron el río hacia Tecún Umán, pero quienes quedaron atrás fueron perseguidos por las autoridades.

El personal del Instituto Nacional de Migración detuvo a cerca de 20  hondureños, quienes no opusieron resistencia.

Ante el asedio de las autoridades, algunos migrantes dejaron ropa y sus pertenencias como mochilas, calzado y hasta celulares.

Tras los rondines, el cerco la Guardia Nacional y del INM ganó el terreno que ocupaba la caravana desde ayer, cuando atravesaron y se enfrentaron con las autoridades mexicanas.