México.– El Congreso del Estado citó a comparecer al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez para que explique el destino de 200 millones de pesos que, según se había anunciado, se utilizarían para comprar las antiguas instalaciones de la 20 Zona Militar, pero que en realidad se trató de una donación a título gratuito por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) al gobierno estatal.

El caso salió a la luz luego de que la periodista Heidi Gabriela de León Gutiérrez publicó un reportaje en el diario Avanzada, en el que mostró documentos obtenidos de la Sedena y otras dependencias federales que contradicen la versión de la compra dada a conocer a finales de 2018 por el mandatario.

En la sesión ordinaria de este miércoles, los diputados de Morena Vladimir Parra Barragán y Julio Anguiano Urbina propusieron un punto de acuerdo para llamar a comparecer a Peralta Sánchez el jueves 16 de mayo de 2019, en la Sala de Junta “Gral. Francisco J. Múgica” del Congreso del Estado.

Así también, se incluyó un exhorto para que la maestra Indira Isabel García Pérez, titular del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig), inicie de manera inmediata una revisión de la gestión financiera del Poder Ejecutivo del Estado sobre el crédito autorizado mediante el Decreto 617, publicado en el Periódico Oficial “El Estado de Colima” el 28 de septiembre de 2018.

Según el documento aprobado, el gobernador deberá explicar de manera detallada la adquisición del crédito de 410 millones de pesos, del que 200 millones serían para la compra del inmueble, la forma y términos en que se ha ido amortizando, así como el destino real que se le han dado a esos recursos públicos.

Los diputados recordaron que el 26 de septiembre de 2018 el titular del Poder Ejecutivo del Estado presentó ante el Poder Legislativo autorización para solicitar un endeudamiento estatal a pagarse a 20 años, que fue aprobado por la Legislatura anterior.

Detallaron que, a pesar de que en la iniciativa no se precisó qué terrenos se debían comprar sí se estableció que para tales fines se estarían destinando 200 millones de pesos, para después conocer que con dicho monto se compraría el predio sobre el cual se ubicaba la XX Zona Militar, en la calzada Pedro A. Galván de la ciudad de Colima, pero a pesar de que dicho predio fue donado a título gratuito, no se ha informado el destino del monto autorizado para la deuda ya adquirida.