México.- El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo pidió a los líderes de Morena que lo dejen trabajar y que ellos hagan lo mismo, luego de que amenazaron con promover un juicio político en su contra por la inseguridad que hunde a Guanajuato.

El panista ironizó sobre otras ocasiones que gente de Morena se ha enfocado él. “Que le midan el caldo a las albóndigas, luego los regañan y se andan arrepintiendo; me hacen más famoso y no les gusta”.

Aclaró a los morenistas que no es su enemigo, i buscará la Presidencia de la República (en 2024), por lo que no deben preocuparse por él. “Yo no soy enemigo y vengo a trabajar, déjenme trabajar y pónganse a trabajar”.

El gobernador Diego Sinhue Rodriguez informó que desde hace más de dos meses que el presidente Andrés Manuel López Obrador le abra un espacio en su agenda para una reunión privada.

“Yo tengo pidiéndole una reunión hace ya varios meses, no se ha dado; tengo desde octubre, noviembre, pidiendo la cita, no se me ha otorgado; lo he visto en grupo, pero no he podido tener una reunión en privado”, comentó.

El mandatario dijo que se le ha dicho que la agenda está complicada. “Espero que no sea un tema político, ya lo dijo el director de la Profeco, que para el presidente le era indiferente Guanajuato, espero que no sea así”.

Resaltó que Guanajuato es un gran estado con muchas virtudes, en el que también se tienen muchos problemas, y “necesitamos la ayuda de la Federación”.

Rodriguez Vallejo dijo que López Obrador vendrá a esta entidad el próximo 7 de febrero, y en esta ocasión le pedirá que cumpla su palabra para la ejecución de la obra carretera que conectará la zona serrana con la cabecera municipal de Atarjea.

El presidente asumió el compromiso de apoyar la obra con dinero de la venta de inmuebles y otros bienes decomisados a la delincuencia organizada, pero la federación no ha enviado los recursos porque se argumentó que no se vendieron las joyas. “Yo quiero que se cumpla, es el último municipio que nos falta de conectar la cabecera, que tiene terracería”, apuntó.

Recordó que desde el periodo del gobernador Carlos Medina Plasencia (1991-1994) se iniciaron los trabajos de conexión de la vía y, desde entonces, cada gobernador le mete por año prácticamente 30 millones, de recursos de la federación, con lo que se avanza como un kilómetro; “es una sierra impresionante”.

Destacó su pretensión para que la carretera quede concluida en su sexenio, pero eso sólo se podrá lograr si se tiene el respaldo de la federación.

Rodríguez Vallejo comentó que como siempre para él será un gusto tener al presidente en Guanajuato, en esta ocasión en el municipio de Tierra Blanca, para un evento con indígenas.