Villahermosa, Tabasco.- Adán Augusto López Hernández, gobernador de Tabasco, reportó una disminución al 43 por ciento en el índice de positividad de Covid-19 en el estado.

 

“El índice de positividad de COVID-19 decreció al 43 por ciento en la entidad, lo que indica que se ha venido estabilizando la curva epidémica”, afirmó el sábado durante la gira de trabajo en Tamulté de las Sabanas, pueblo yokot’an del municipio de Centro.

 

“Hoy amanecimos como con un 43 por ciento de positividad y nosotros esperamos que el índice de positividad continúe bajando. Llegamos a estar en segundo, tercer lugar en cuanto a defunciones, ahora estamos en el séptimo. En cuanto al número de casos positivos, ya estamos en sexto o séptimo lugar. Esto quiere decir que se ha venido estabilizando la curva”, dijo.

 

En entrevista, indicó que la Secretaría de Salud implementa estrategias a base de brigadas de seguimiento epidemiológico y recordó que Tabasco es la segunda entidad del país donde más pruebas se realizan, un promedio diario de 600 estudios clínicos para detectar el virus.

 

López Hernández aseguró que el estado mantiene amplia capacidad hospitalaria para la atención de pacientes con coronavirus, a pesar de que la semana pasada fue crítica para la entidad por el incremento en el número de personas hospitalizadas por enfermedad respiratoria.

 

“El día de ayer traíamos una disponibilidad de camas de terapia intensiva con ventiladores más o menos del 54 por ciento y de camas generales del orden del 50 al 51 por ciento y se ha mantenido en esos estándares”, añadió.