Tabasco.- El gobernador Adán López Hernández reconoció este lunes que por problemas presupuestales, el de este año “será un cierre complicado, sin mayor sobresalto, y en caso de ser necesario, recurriríamos a financiamiento, pero en principio diría que están cubiertas las prestaciones de fin de año de los trabajadores”.

También advirtió en la entrevista mensual que concede al noticiero radiofónico Telereportaje que para resolver el déficit de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco las autoridades administrativas y la base trabajadora tienen que hacer un esfuerzo extraordinario “si quieren que la UJAT siga subsistiendo".

El gobernador advirtió que, detrás de las resistencias al interior de la Universidad, puede haber intereses políticos rumbo al proceso electoral del 2021.

"Sería mucha mezquindad, no puede ser un problema político, creo que la UJAT ha evolucionado, porque hubo una época en que llegó a ser brazo operativo del partido en el gobierno, y ahora difícilmente tendremos dinero para rescatar a la Universidad", puntualizó.

Por otra parte, de los señalamientos a Gerardo Gaudiano Rovirosa de irregularidades administrativas en el Ayuntamiento de Centro, López Hernández respondió que, debido a su posición de gobernador, no puede revelar si se sigue un procedimiento contra una persona, lo que violaría el "debido proceso", en caso de que la investigación siga un curso penal.

"Lo peor que puede hacer un político es anclarse en el pasado, de lo que pudo haber sido, pero no fue”, comentó López Hernández.

–A veces es difícil superar determinados hechos de la vida política. Hay que reinventarse, uno es víctima de sus propios errores, y corre riesgo de que lo atrapen sus fantasmas", opinó respecto a Gaudiano Rovirosa.