México.- Los doce gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN) se resisten a los cambios que propone el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La razón de su enojo, fue la creación de la figura de los coordinadores estatales.

Calificaron de “inaceptable” que en materia de seguridad, según ellos, se les pretenda “supeditar” con los fiscales locales, y quedarían solamente como “meros invitados”.

En una carta dirigida al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmaron estar abiertos a cooperar con las autoridades federales, en el entendido de que la colaboración no debe ser vista como “sometimiento de los órdenes locales”, sino que se debe incluir a quienes legítimamente y legalmente fueron elegidos para gobernar.

“No se impone desde el centro. El país se construye de abajo hacia arriba, desde el espacio local. Resolver los problemas requiere conocimiento del territorio, cercanía de la población y atención a las peculiaridades de cada región. Las prioridades regionales deben definirse de manera conjunta, considerando las condiciones peculiares de cada entidad federativa”, manifestaron en un desplegado.

Según ellos, “el camino para resolver el gran pendiente de la seguridad es, por un lado, atender las causas criminógenas del delito y de la violencia, sobre todo las que facilitan la captura de los jóvenes y grupos vulnerables por el crimen organizado y, por otro lado, fortalecer las capacidades civiles de policía, investigación, procuración de justicia y reinserción social”.

El Senado de la República aprobó en los general la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, con la cual se crea la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Secretaría del Bienestar y la figura de 32 coordinadores estatales.

La decisión se tomó con 72 votos a favor y 46 en contra.

Con esto, habrán 32 coordinadores estatales y 264 regionales que sustituirán a los más de 500 delegados federales y a sus oficinas burocráticas en los estados, fungirán como vigilantes del presupuesto federal.

La carta fue firmada por los gobernadores de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval; de Baja California, Francisco Vega de la Madrid; de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; Chihuahua, Javier Corral Jurado; Durango, José Rosas Aispuro; Guanajuato, Diego Sinhúe Rodríguez; Nayarit, Antonio Echevarría García; Puebla, Antonio Gali Fayad; Querétaro, Francisco Domínguez Servién; Quintana Roo, Carlos Joaquín González; Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y Yucatán, Mauricio Vila Dosal.