México.- Los gobernadores priistas de Oaxaca, Alejandro Murat; Campeche, Alejandro Moreno; de Guerrero, Héctor Astudillo, así como el morenista de Veracruz, Cuitláhuac García, respaldaron la creación de la Guardia Nacional, aunque la oposición insistió en que el mando debe ser civil.

En su turno, Cuitláhuac García defendió la composición del mando como lo enviaron los diputados, al señalar que si el Ejecutivo es civil, “el mando entonces es civil”.

Durante el último día de Parlamento Abierto para revisar el tema “Federalismo y Seguridad Pública”, el mandatario de Campeche resaltó que la coordinación es fundamental para la consolidación de un país más seguro.

“Un camino que exige y merece y trabajar todos los días para el bien de todos los mexicanos, que en vez de colocar piedras, hagamos todos la labor de limpiarlo, emparejarlo y pavimentarlo, con acuerdos fuertes que nos lleven a una reforma sólida, para hacer de ella la plataforma que permita resultados contundentes en materia de seguridad pública”, planteó.

Al abundar que es necesario impulsar esfuerzos conjuntos en un marco de colaboración y respeto al Federalismo, pero sin etiquetas de qué gobierno lo logra, pues lo que debe preocupar es trabajar juntos y en equipo.

Resaltó que no es quién se cuelga la medalla, sino que hay que trabajar juntos “y lograr que esta reforma se logre, como sí se logra una reforma que nos dé viabilidad, paz y armonía al pueblo de México”.

El gobernador de Campeche dijo que se requiere una Guardia Nacional limpia, honesta, capaz y efectiva, en un marco de respeto a los derechos humanos, pero sobre todo una Guardia Nacional altamente profesional y comprometida con la seguridad de todas las familias mexicanas.

Sostuvo que la creación de la Guardia Nacional representa un acto de responsabilidad ante el país, pero también de responsabilidad frente a todos los estados de la República.

“Por ello hoy afirmo y lo confirmo, que los alcances de la Guardia Nacional tienen que ser tan amplios como la realidad social lo exige, pero también siempre circunscritos a los límites de la competencia federal”.

Sin embargo, condicionó el apoyo a que el Ejecutivo no rebase sus atribuciones y respete a los estados, porque la seguridad pública es un tema compartido.

De su parte, el guerrerense Héctor Astudillo señaló que la apoyan porque es una necesidad en el país y “porque no hay otra opción mejor en este momento, que la iniciativa de la Guardia Nacional”.

“Creemos que es un momento importante y oportuno para que esta iniciativa para reformar o para adicionar en la Constitución temas de la Guardia Nacional, es un momento muy importante, es un buen momento al inicio de un nuevo gobierno”.

Mencionó que lamentablemente la violencia y los indicadores delincuenciales corren a una velocidad vertiginosa en el país, aunque coincidió en que el mando debe ser civil, que se respeten los derechos humanos y que la investigación la realice el Ministerio Público.

Por ello, pidió al Senado construir acuerdos pensando en el bien del país, porque la violencia no es problema de un solo estado, sino que abarca regiones y todo el país, aunque cada uno tenga su particularidad como el robo del combustible, la extorsión y otros.

“No es una iniciativa que hayamos planteado los gobernadores, ni es una iniciativa que yo venga a respaldar hacia algún partido político; es una iniciativa que creo que conviene que se realice y se consolide, en beneficio de las mexicanas y de los mexicanos”, planteó.

De acuerdo con Astudillo, el proyecto del Ejecutivo es necesario  para recuperar la paz y los territorios, permitirá enfrentar y disminuir las extorsiones y guerras entre grupos delincuenciales.

Respeta la existencia de las policías estatales y municipales, mientras que estados y municipios deberán seguirse responsabilizando de las policías estatales y municipales, y dedicarse a mejorarlas.

“¿Por qué sí? Porque hay una gran cantidad de muertes por la guerra entre grupos criminales; que son más grandes los números de estas muertes, que todas las luchas sociales de independencia y de la Revolución Mexicana”, indicó, al puntualizar que sería un acto de congruencia entre quienes impulsaron la ley de seguridad interior.

“¿Por qué sí? Porque el mando deberá ser civil”, destacó el priista.

El también priista Alejandro Murat cuestionó por qué hay que perder la capacidad de asombro ante la delincuencia que existe y subrayó que como lo hizo Vicente Guerrero, hay que decidir qué ruta se quiere para México.

“Es por eso que hoy, de manera clara y contundente, le damos el apoyo a la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, que hoy, en el marco democrático de este país, ha tenido el voto ciudadano”.

De acuerdo al oaxaqueño, hay que hacer las cosas de manera gradual como lo plantea en política pública esta Guardia Civil, “y recalco, civil entendiendo que es un paso de una cadena del proceso de administración y procuración de justicia”.

En el mismo sentido, el veracruzano Cuitláhuac García recordó en que su estado se despliegan ya operativos coordinados con las fuerzas federales, pero se requiere un sustento legal, para que una Guardia Nacional esté actuando con mayores ventajas en contra de estos grupos delictivos.

“El problema es real y yo los invito a que legislen para un problema real que estamos enfrentando en nuestros estados”, ´reclamó al Senado.

Al subrayar que están bien otros modelos en otros países, porque esa es su realidad.

“Acá requerimos necesariamente de esta Guardia Nacional, en muchos de los términos como se planteó en la iniciativa del Presidente, licenciado Andrés Manuel López Obrador”.