Ciudad de México.- La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) iniciaron una campaña para alentar a los empleadores para que contraten a refugiados debido al aumento en las solicitudes de asilo y refugio.

La Secretaría del Trabajo explicó que el propósito es triplicar la incorporación de los refugiados y solicitantes de asilo al mercado laboral del país "en estados donde la población refugiada no compite en el empleo con la población local.

México registró un fuerte incremento en las solicitudes de asilo o refugio en los últimos años: de 2 mil 137 en 2014 a 70 mil 302 en 2019.

La dependencia comenzó una campaña de información en la que describe las ventajas de contratar a refugiados y asesora a los empleadores sobre los documentos que deben o no deben solicitar a quienes busquen trabajo.

Por ejemplo, la Secretaría de Trabajo apuntó que los empleadores no deberían solicitar documentos específicos de identificación de los países de donde los refugiados son originarios, porque algunos tuvieron que huir sin llevarlos consigo.

La secretaría subrayó que como candidatos a un empleo, los refugiados son “personas resilientes y preparadas para enfrentar retos”.