México.- En un audio que circula en redes sociales, el secretario del Medio Ambiente, Víctor Manuel Toledo, estalló contra del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, y se quejó de que, en realidad, la llamada 4T “no existe como tal” y que no tiene “objetivos claros”.

En reunión privada con sus colaboradores, el titular de la Semarnat criticó también que el de López Obrador “es un gobierno de contradicciones brutal”.

Hasta ayer la dependencia no se había manifestado en torno a la filtración del audio, en el que Toledo Manzur –quien llegó al cargo en mayo de 2019, en sustitución de Josefa González-Blanco Ortiz-Mena, que renunció por haber hecho esperar más de media hora la partida de un avión y no perder su vuelo–precisó que su molestia es porque “estamos haciendo un esfuerzo en Semarnat, pero no estamos en un gobierno totalmente del lado nuestro; hay contradicciones muy fuertes y yo, la verdad, es que veo muy difícil. No debemos idealizar a la 4T”.

“Yo quisiera compartir con ustedes lo que yo he vivido y he observado en estos 10 meses, porque efectivamente la 4T, como tal, como un conjunto claro y acabado de objetivos, no existe”, confesó en la reunión.

Añade que “por el contrario, este gobierno de la 4T está lleno de contradicciones y esto se expresa concretamente en luchas de poder al interior del gabinete, que yo lo he notado en varias líneas”.

Remarcó que “este gobierno es un gobierno de contradicciones brutal y toda nuestra visión, que aquí la compartimos todos nosotros, no está para nada en el resto del gabinete, y me temo que tampoco está en la cabeza del Presidente; hay que decirlo”.

Toledo Manzur, en el encuentro con su equipo, dejó en claro que sus diferencias van también enfocadas con el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, con el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos, y hasta con la secretaria de Energía, Rocío Nahle, a quienes acusa de privilegiar los agronegocios por encima de la agroecología que defiende la Semarnat.

Les expuso que estos funcionarios “tratan de imponer, digamos, toda la visión que hay, que impera en el mundo de las grandes corporaciones. Dos ejemplos concretos es que Alfonso Romo, que ha adquirido enorme centrabilidad y poder dentro del gobierno, dado por el Presidente, es el operador principal para bloquear todo lo que efectivamente se ha dado en la línea de lo ambiental, de la transición energética, de la ecología todo el tiempo”.