Chilpancingo, Guerrero.- El secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame, negó que decenas de familias de la comunidad de El Naranjo, en el municipio de Leonardo Bravo, hayan dejado sus viviendas tras ataque armado.

El funcionario señaló que esa información, que comenzó a circular desde el pasado lunes, aún no se había podido confirmar, toda vez que hasta el momento, ninguna persona ha solicitado apoyo al gobierno estatal.

En un video que compartió en redes sociales, el encargado de la política interna en Guerrero señaló que ni la Policía Estatal ni el Ayuntamiento de Leonardo Bravo ha podido informar acerca de los sucesos registrados el domingo.

Desde el domingo, circularon videos grabados en la comunidad, en la cual presuntamente había irrumpido un grupo armado. 

El gobierno estatal informó que en un recorrido por el poblado, solo se encontraron dos animales domésticos muertos y no los indicios de una agresión armada como se dio a conocer en redes.

En el video, Salazar Adame exhortó a los desplazados, si los hubiera, a ponerse en contacto con la Secretaría General de Gobierno, para recibir atención de la administración estatal.