México.- El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei anunció el jueves que romperá relaciones con Venezuela tras una reunión que sostuvo con el presidente de la Organizaciones de los Estado Americanos (OEA), Luis Almagro.

“Es un tema que nos preocupa a todo el continente. Hemos girado ordenes al canciller para que la única persona que quedaba en la embajada de Venezuela proceda su retorno y cerramos definitivamente relaciones con el Gobierno de Venezuela. Vamos a cerrar la embajada”, dijo Giammattei a algunos periodistas en Palacio Nacional.

El pasado martes, durante la toma de posesión de Giammattei, asistió María Romero en representación del líder opositor venezolano Juan Guaidó, quien el año pasado se autoproclamó presidente interino de su país en desafío a Nicolás Maduro.

Más de medio centenar de países reconocen a Guaidó como presidente legítimo del país.

Horas después, sin mencionar su nombre e ironizando sobre su nacionalidad, el canciller venezolano Jorge Arreaza acusó al mandatario guatemalteco de arrojarse a los pies de Donald Trump al referirse a su anuncio de romper relaciones con Venezuela.

“El ciudadano italiano que Preside la hermana República de Guatemala se ha lanzado a los pies de Donald Trump de inmediato. Con certeza su gobierno se convertirá en otro chiste de mal gusto que veremos pasar y secarse. Nuestro respeto y afecto al digno pueblo guatemalteco”, indicó Arreaza en Twitter.

Durante los últimos cuatro años, la administración del ahora expresidente Jimmy Morales criticó fuertemente el gobierno de Maduro y el 23 de enero de 2019 reconoció a Guaidó.

El pasado 12 de octubre, cuando ya era presidente electo, Giammattei viajó a Venezuela para reunirse con Guaidó, pero fue detenido en el aeropuerto de Caracas y fue expulsado del país.

“No nos dejaron entrar a Venezuela. Nos escoltaron hasta la puerta y nos subieron a la puerta. Este es un mensaje para el presidente Guaidó, estamos con usted”, dijo Giammattei tras el incidente.

Según el gobierno venezolano, el entonces presidente electo se presentó ante el punto de control migratorio con pasaporte italiano, lo que llevó a las autoridades a verificar su identidad e interrogarlo sobre el motivo de su visita.

Seguidamente, argumentaron que la prohibición de entrar al país se debió a que el motivo del viaje fue una visita de carácter privado y “al no existir constancia de invitación por el Ejecutivo Nacional, ni coordinación alguna de parte de la embajada guatemalteca” no se le permitió el ingreso al país.

Poco después, Guaidó calificó a la expulsión de Giammattei como un acto de desesperación de Maduro y señaló que se aísla a Venezuela.