México.- El senador Napoleón Gómez Urrutia sostuvo que en el actual gobierno federal no hay sindicalismo oficial, ni líderes, ni sindicatos consentidos, y rechazó que la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT) haya nacido como una agencia del gobierno.

El legislador por Morena también planteó que la transición en el país a un sindicalismo democrático es un proceso natural y se preguntó si se hubiera preferido que siguieran las organizaciones tradicionales explotando sin dar participación de manera democrática a los trabajadores.

En entrevista con Notimex, el presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República dejó claro que “la CIT no nació ni a petición ni por instrucciones del Presidente de la República ni de nadie del gobierno de la República. No nació como una agencia del gobierno”.

Gómez Urrutia afirmó que se ha actuado de manera transparente y que se busca democratizar al país, pues persisten injusticias, abusos, falta de oportunidades, y remarcó que la nueva confederación no pretende sustituir a otras, pues se crea y se consolida con base en la democratización de la transparencia.

“Se busca por la vía del diálogo, la concertación y el convencimiento espontáneo y natural de los trabajadores, no como una imposición con nadie”, dijo, y planteó que habrá riesgos para quienes no vean que este país ya cambió, que será un nuevo proyecto de nación que no se había tenido hace 80 años, producto de una transformación política, económica y social.