Ciudad de México.-Apenas 24 horas después de la entrada en vigor de las nuevas restricciones sanitarias en la Comunidad de Madrid, un juez las ha tumbado.

En vista de que estas últimas medidas quedan anuladas, y con el virus en plena escalada, el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha recomendado a los ciudadanos "quedarse en casa" en las zonas más azotadas por la pandemia de la región.

En su visita a las pruebas PCR que se han realizado hoy en Alcobendas, uno de los puntos calientes con más casos de coronavirus de la capital, Zapatero ha aconsejado que "se intenten evitar" viajes y reuniones "innecesarios". Además, es "absolutamente recomendable" que "no haya más de diez personas» en cualquier encuentro. No obstante, ha enfatizado que "la situación actual en Madrid no amerita tomar medidas de confinamiento por zonas".

Tras conocer la decisión judicial que invalida las últimas restricciones, entre ellas, el cierre del ocio nocturno y la prohibición de fumar en la vía pública, Zapatero ha informado de que la Comunidad va a "hacer consultas" para establecer más medidas y recomendaciones "con respaldo legal".

Nuevas medidas: movilidad y agrupaciones

Estas nuevas medidas estarán relacionadas con la movilidad y las "actividades sociales", como la restauración, principal foco de agrupación de personas. "Por ahí puede ir alguna medida, siempre y cuando tengamos respaldo de la justicia", ha añadido Zapatero en el acto de Alcobendas, que ha congregado a varias decenas de medios de comunicación y donde ha habido dificultades para respetar la distancia social, según informa Efe.

El viceconsejero también ha insistido en que "sigue siendo fundamental" hacer un correcto uso de la mascarilla, respetar la distancia de seguridad y garantizar el protocolo de aislamiento de los contagiados y la cuarentena de sus contactos, que "le consta" que no se está respetando en todos los casos.

Mientras tanto, el Ejecutivo madrileño está efectuando test masivos en el sur de la región —hoy, en Alcobendas—, zona cero del virus, que repetirá la próxima semana y extenderá a otros municipios. Estas pruebas PCR aleatorias, entre la poblacióon asintomática de entre 15 y 49 años, buscan dibujar un mapa de la situación epidemiológica para tratar de atajar el aumento de casos.