Villahermosa, TABASCO.- El secretario de Administración e Innovación Gubernamental (SAIG), Óscar Palomera Cano, anunció que el gobierno estatal tiene "cero" margen de maniobra para atender las demandas laborales que presentarán los sindicatos de burócratas a partir del próximo miércoles al instalarse la mesa de negociaciones para el contrato colectivo de trabajo 2021.

En entrevista con Jesús Sibilla Oropesa, director del programa "A fondo" que transmite la XEVT, el funcionario apeló este lunes a la solidaridad de los representantes sindicales de la burocracia y a la base trabajadora para entender que en estos momentos no hay recursos para atender su petición de incremento salarial del 20 por ciento.

En la mesa de negociación a iniciarse este miércoles, el sindicato de burócratas solicita un incremento del 20 % de salario y alrededor de 47 peticiones del contrato colectivo de trabajo, que suman alrededor de mil millones de pesos, ante lo cual el funcionario manifestó "que el margen que el gobierno del estado tiene es del cero por ciento de negociación".

"Somos un gobierno diferente y tenemos que ser responsable; si nosotros, como lo hicieron gobiernos anteriores, otorgamos incrementos salariales cuando no se tiene el recurso, al final del año empezaremos a tapar hoyos por diferentes partes", advirtió.

Palomera Cano, dijo que gracias a las políticas de austeridad implementadas por el gobierno del estado desde el principio de esta administración, entre estás el recorte de entre el 8 y 9 % del personal de confianza, se aseguraron recursos del orden de los mil millones de pesos, para poder pagar en tiempo y forma el sueldo íntegro, bonos y participaciones a la plantilla laboral integrada por casi 38 mil burócratas.

El responsable de la administración del gobierno estatal anunció que entre las medidas de austeridad por la emergencia del Covid 19 se planea recortar el pago de aguinaldo de 45 a 30 días a personal de confianza de nivel subdirectores hacía arriba, a fin de ahorrar recursos para destinarlos al sector salud.

A la fecha la SAIG trabaja con entre el 30 y 40 por ciento de su personal, mientras el resto se mantiene trabajando en sus casas o recluidos por alguna afección que los hace propensos al Coronavirus.

El titular de la SAIG aclaró "que no es que no se quiera, tenemos una excelente relación con los líderes sindicales y la base trabajadora, por eso mismo somos muy directos, y trataremos de llegar a un acuerdo, a la compresión y solidaridad de la base trabajadora que debe estar consciente de la grave problemática mundial que estamos viviendo", resaltó.

Recordó que pese a los recortes al presupuesto estatal por parte del gobierno federal, además de la reorientación de recursos a la pandemia, dijo que no se han dejado de pagar sus salarios y bonos a los 38 mil trabajadores, y así quieren seguir sin sobresaltos ni déficits presupuestales.

"No es que el gobierno del estado no quiera pagar o incrementarles, es que no se puede, queremos ser un gobierno responsable", concluyó.