Chilpancingo, Guerrero.- La fracción de Morena en el Congreso local denunció que desde el gobierno del estado buscan intimidar a la diputada Nilsan Hilario Mendoza quien han denunciado en reiteradas ocasiones la corrupción en el sector salud, y la semana pasada fue encañonada por policías estatales en Chilpancingo durante la revisión a su camioneta justificando un reporte de robo.

En la sesión de la Comisión Permanente de este miércoles, la fracción de Morena se pronunció luego de la denuncia de Hilario Mendoza, quien señaló a los policías de encañonarla durante una revisión la tarde del jueves, acto que atribuyó a una intimidación por sus intervenciones en tribuna en las que ha señalado omisiones de funcionarios estatales.

En tribuna la diputada Norma Otilia Hernández Martínez señaló que el estado de Guerrero está sumido en una severa crisis de corrupción y violencia.

Hernández Martínez expresó que en Guerrero existen precedentes de una sistemática violación a derechos humanos y la censura a las voces críticas del gobierno “como la voz de nuestra compañera diputada que de manera reiterada ha realizado desde esta asamblea legislativa una serie de denuncias por presuntos hechos de corrupción en el manejo de los recursos públicos destinados al sector salud en Guerrero”.

“Ante esta evidente acción de violencia política, de violencia de género (contra Nilsan Hilario), vemos que existe un dolo lastimoso y permisivo por parte de las autoridades estatales porque con este tipo de amedrentamiento se busca callar las voces de los ciudadanos en la máxima tribuna del estado”, denunció.

La diputada dijo que se han lastimado intereses de personajes corruptos que amparados en su investidura pretenden contraatacar con amenazas y amedrentamientos, y pidió al gobernador Héctor Astudillo Flores que hechos como los registrados contra Hilario Mendoza no vuelvan a ocurrir a nadie y haya una sanción ejemplar a los responsables.

“De continuar con estas prácticas el gobierno del estado se equivoca, quienes desde el gobierno creen que con la intimidación habrán de silenciar la voz que no piensa igual o actúa igual, la libertad de expresión es un derecho fundamental de todos los guerrerenses y para el caso de los integrantes de esta legislatura”.

La diputada cuestionó que hasta el momento ninguna autoridad “haya salido a dar la cara” para demostrar con argumentos y pruebas lo dicho por los elementos policíacos respecto a que había una denuncia de un robo de un vehículo similar al que se desplazaba la diputada. “Sostenemos que esto es intimidatorio”, remató.

PRI defiende el actuar del gobierno del estado

A nombre de la fracción del PRI intervino el diputado Heriberto Huicochea Vázquez quien lamentó lo sucedido, pero dijo que no pueden desde la tribuna del Congreso responsabilizar a nadie o algún orden de gobierno.

“Hay que tener mucho cuidado porque siempre que se denuncia o se orienta una responsabilidad en estos casos es muy delicado, no estamos de acuerdo en la forma en que se puede utilizar estos recursos para poder desorientar o poder argumentar que alguien esté realmente preocupado o interesado por perjudicar a alguna persona en especial, y menos que se trate de inculpar a un orden de gobierno como es el orden de gobierno de nivel estatal”, comentó.

El diputado pidió a Morena responsabilidad a la hora de responsabilizar de los hechos “debemos conducirnos con apego a derecho con apego a la legalidad y yo espero que este caso de manera muy especial lo tomen en cuenta las autoridades para que se esclarezca con todo detenimiento qué fue lo que ocurrió en este lamentable incidente”.

La diputada Nilsan Hilario dijo que se le trataba de revictimizar luego que la Secretaría de Seguridad Pública del estado asegurara que se trataba de municipales y no de estatales quienes habían retenido a la diputada para realizar la revisión de su camioneta.

“Quiero que quede claro fueron policías estatales quienes desde el primer momento me detuvieron con el alegato de que era un reporte de robo lo que estaban investigando”, reiteró.