México.- Después de tres meses del fallo de la Compra Consolidada de Medicamentos para 2020, aún se desconoce cuándo se comprarán los que sirven para controlar enfermedades metabólicas, como la diabetes y algunas cardiovasculares.

El desabasto de estos fármacos causa una alerta por el hecho de que los pacientes con males crónicos son más vulnerables ante el Covid-19, del que ya se reportan 41 casos en México.

De acuerdo con el Instituto de Investigación e Innovación Farmacéutica (Inefam), para este año no sólo hubo 224 claves desiertas, sino que no se convocó a laboratorios para surtir fármacos que atienden diferentes grupos terapéuticos.

Hasta el momento, no se ha puntualizado si se comprarán mediante adjudicaciones directas o licitaciones públicas.

Para el grupo de cardiología, cada año se necesitan comprar 95 claves, que son más de 220 millones de medicamentos, pero para 2020 no se adjudicó ninguna clave.

En el caso de fármacos oncológicos ocurrió lo mismo. Anualmente se requieren 196 claves de fármacos. En cuanto al grupo de endocrinología y enfermedades metabólicas, en las que se incluye la diabetes, sólo se compró una clave de un total de 146, que equivalen a 227 millones 22 mil 650 piezas de fármacos.

Enrique Martínez Moreno, director del Inefam, explicó a EL UNIVERSAL que estos medicamentos no son claves desiertas de la compra consolidada, sino que se publicaron en la licitación, motivo por el cual, en enero pasado, la oficial mayor de Hacienda, Thalía Concepción Lagunas, instruyó a las instituciones de salud a que ampliaran sus contratos vigentes durante 2019 o pidieran entregas anticipadas de las compras que entraron en vigor en marzo.

“No podemos dejar de lado el desatino en las decisiones del gobierno de la 4T en materia de compras consolidadas de medicamentos y material de curación. Se han realizado compras de última hora, se requirió a la industria farmacéutica continuar con los contratos vigentes y todavía desconocemos cómo se abastecerán de los medicamentos para enfermedades crónicas, lo más seguro es que sea por adjudicación directa”, comentó.