Guerrero.- El secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame, reveló que son alrededor de mil 500 las personas desplazadas a causa de violencia registrada en unos cuatro municipios.

El funcionario refirió que el gobierno estatal, cuenta con protocolos para atender el desplazamiento forzado, como sucedió en los poblados de Guayameo y Zihuaquio, donde se levantó un censo de víctimas y apoyo comunitario.

Sin embargo, recalcó que el registró es solamente a las personas que ha apoyado el gobierno del estado, y no están incluidas otros grupos que pudieran surgir en distintos municipios.

La población de desplazados se distribuye en los municipios Heliodo Castillo, Leonardo Bravo, Zitlala, Zirándaro, con un registro estimado en los últimos dos años, según Salazar Adame.

Indicó que, en este momento, el gobierno del estado aplicará mecanismos para garantizar el regreso de los desplazados a sus comunidades o en su caso, asegurar que estos cuenten con una vivienda permanente fuera de ellos.