Villahermosa, Tabasco.- "Hay un balaceado”, denuncia Juan Arias, integrante del comité del mercado “Enrique Priego Oropeza”, a quien sus vecinos dieron por detenido por la policía represora, aunque después de “toletearlo” lo dejaron libre.

“Me golpearon con botas de casquillo, me toletearon sin lastima y le dieron a una persona de la tercera edad, y no sé cuántas más. La verdad se salió de control, no deben de actuar de esa forma, están oprimiendo el pueblo de la villa Benito Juárez", denunció.

Aseguró que durante el enfrentamiento los elementos arrojaron gas lacrimógeno e hicieron disparos, y “una persona resultó lesionada tras un impacto de bala”.

El locatario dijo que han solicitado a las autoridades el mantenimiento del centro de abasto, que podría realizarse con el recurso de 32 millones de pesos que usarán en la instalación de estos puestos, “una obra innecesaria”.

"Nosotros no nos estamos oponiendo en la obra, lo único que sí no nos gusta es que el mercado está colapsado, tanto en el drenaje y el agua potable que no la tenemos, y no es posible que hagan un mercado de calle, cuando las autoridades saben que este mercado donde estamos trabajando está colapsado", detalló.

Juan Arias indicó que han solicitado una mesa de diálogo, pero solo han atendido a ciertos grupos.

"Nosotros queríamos hacer una mesa de diálogo, nosotros tenemos al equipo de comerciantes y si nos dicen que nos movamos lo hacemos, pero que sea la mayoría quien decida, no el grupito que hizo el delegado municipal de 10 personas.

Tenemos un documento donde lo del mercado es un robo que están haciendo, no nos interesa eso, no nos interesa investigar el robo, pero van hacer un mercado con madera y en la calle, “eso es un engaño hacia los indios, hacia nosotros, pueblo indígena de la villa, es un fraude”.

Amparo contra la obra

El abogado Eduardo Palomeque dio a conocer que interpondrá un amparo ante el Juzgado de Distrito con sede en Villahermosa, para que los trabajos del proyecto "Mercado de calle" se suspendan provisionalmente, porque las autoridades debieron realizar un estudio previo para iniciar con la obra.

“Hablé con el ingeniero encargado de la obra, que es representante de SEDATU y me indicó que la altura de esas láminas va a ser de 3 metros, y pues obviamente no entra una ambulancia, no entra un camión de basura, si se llega a quemar un transformador no va a poder entrar un camión así, eso es lo que los vecinos y los mismos locatarios están tratando de negociar", argumentó.

Eduardo Palomeque dijo que los inconformes gestionan la rehabilitación de los dos mercados que existen en la zona, pues debido a las malas condiciones de éstos, los mismos comerciantes son los que se encuentran sobre la calle Reforma.

Aseguró que si son recursos federales y viene etiquetado, incluso, los locatarios dicen “pues que se pierda”, porque tengo entendido que son 32 millones de pesos para un mercado que va a ir en una calle".

“Hasta ayer, 400 habitantes habían entregado sus firmas para interponer el amparo, que quedaría resuelto en 48 horas una vez presentado ante el juzgado”, detalló.

Protege policía a constructora

Por su parte, el ayuntamiento de Macuspana justificó que la policía municipal actuó en protección de los encargados de la empresa que inició la obra, luego que un grupo de personas le lanzaron piedras y diversos objetos contundentes tanto al personal como a la maquinaria.

Mediante un comunicado precisó que elementos antimotines disuadieron el hecho violento, pues ponía en peligro la vida de los propios ciudadanos y encargados de los trabajos.

Afirmó que la intervención de los uniformados se llevó a cabo sin que existieran lesionados ni detenidos.

El gobierno municipal manifestó que desde el fin de semana pasado, se le explicó a los ambulantes y sus representantes los alcances del proyecto denominado "Mercado de calle", a realizarse en las inmediaciones de las calles 18 de Marzo y Reforma.

Añadió que la compañía constructora inició los trabajos de levantamiento del deteriorado pavimento de la calle Reforma, para posteriormente continuar con la introducción del nuevo drenaje sanitario y líneas de agua potable.