Ciudad de México.-Un grupo de residentes de la colonia Emiliano Zapata detuvieron y golpearon a dos hombres que se dedicaban a asaltar a vecinos de la comunidad; uno de los presuntos ladrones es policía municipal de Los Reyes La Paz, confirmó el ayuntamiento.

Los hechos ocurrieron casi a la medianoche del sábado, cuando la corporación local recibió una llamada vecinal de que varias personas habían detenido a dos sujetos que habían despojado de sus pertenencias a otros dos habitantes.

Cuando arribaron los oficiales a la calle Tehuehuititla observaron que varias personas golpeaban a dos individuos que estaban tendidos en el piso y se protegían con sus manos para no ser agredidos por la turba.

Uno de los hombres a los que golpeaban portaba un chaleco tipo táctico, color negro, con las insignias de la Policía Municipal de Los Reyes La Paz. El otro vestía con ropa de color oscuro.

En un video que se difundió en redes sociales se aprecia que los dos acusados estaban tirados sobre la carpeta asfáltica, adoloridos por la tunda que les dieron los vecinos, quienes los señalaron de dedicarse a robar a varias personas.

Uno de los policías locales metió su mano al pantalón del hombre que vestía con ropa color oscuro y sacó un teléfono celular y varias carteras.

Más tarde llegó una ambulancia al lugar para brindar atención a los dos lesionados por la turba.

Según el gobierno municipal, el hombre que portaba el chaleco táctico, identificado como Édgar Iván “N, sí es integrante de la corporación local, pero se encontraba en su día de descanso, por lo que no debería usar parte del uniforme mientras está franco.

De acuerdo con los testimonios, eran tres los individuos que los vecinos acusaron de dedicarse a despojar de sus pertenencias a los habitantes de esa comunidad, pero el tercer presunto implicado huyó. Los tres viajaban en una camioneta GMC, color plata, con placas de circulación del Estado de México.

El hombre que vestía con ropa color oscuro, identificado como Jorge Iván, de 36 años, entregó 5 mil pesos a uno de los habitantes por reparación del daño, aunque la víctima no firmó algún documento ante las autoridades.