México.-Locación: Televisa, día. Personajes: Mujer y hombre, caminando, mientras una cámara los sigue por detrás. Set: con pedazos de escenografía en donde sobresalen objetos como una puerta del departamento de la Bruja del 71 y el barril del Chavo del 8.

Otros elementos: un escenario con el letrero Cara a cara, bajo el cual hay dos sillas. También figuras de cartón de los expresidentes mexicanos Carlos Salinas de Gortari y José López Portillo.

“¡Vamos aquí, lento!”, explica Alejandro González Iñárritu, ganador del Oscar por "Birdman" y "The revenant", mientras muestra con su cuerpo y brazos el emplazamiento de cámara que requiere para la toma.

Su interlocutor es Bradford Young, director de fotografía, cuyo trabajo ha sido visto en "Arrival" (La llegada); "Han Solo: A Star wars Story" y "Selma".

“Lo que se quiere con el set es recrear algo como los programas de hace tiempo”, dice un integrante de la producción.

A unos metros se ve a un actor con la botarga de la Pájara Peggy, estrella del programa ochentero La carabina de Ambrosio y otro con tirantes y short, a semejanza de Chabelo.

Ayer, el equipo de producción liderado por El Negro, como es conocido González Iñárritu, afinó detalles de lo que será su nueva historia audiovisual, pronto a comenzar.

Desde el año pasado había recorrido foros de la empresa y algunas zonas de la capital mexicana, para darle forma al proyecto que comenzaría en abril.

En el Castillo de Chapultepec y el Centro Histórico realizó pruebas de cámara, requiriendo para este último sitio, se apagara el alumbrado público de dos calles.

Será el retorno de González Iñárritu a México, en plan laboral, tras 15 años de ausencia, luego de haber rodado en Tijuana escenas de Babel (2005), con Adriana Barraza y Gael García Bernal.

Su trabajo en locaciones de la empresa televisiva, donde ocupó uno de los pasillos, arrancó pasadas las 9:00 horas y concluyó alrededor del mediodía.

El título del proyecto, así como la sinopsis oficial, se ha mantenido en secreto. Los actores que participaron ayer, que portaban vestuarios entre los años 90, no son conocidos mediáticamente.