El mexicano Santiago González y su pareja, el polaco Mariusz Fyrstenberg, no salieron en su mejor día a la cancha del grandstand en el Abierto Mexicano de Tenis y resultaron eliminados por el filipino Treat Huey y el bielorruso Max Mirnyi.

No hubo opciones de defender cuando menos los puntos que obtuvieron el año pasado en la final de dobles para la pareja consentida del torneo, pues este jueves cayeron en cuartos de final en un doloroso partido en el que nada les salió bien y por el contrario, a sus rivales hasta la suerte les acompañó en los momentos claves.

González y Fyrstenberg no concretaron ocho break que tuvieron en el primer set, además de un servicio deficiente que tuvieron, terminó por costarles caro porque sus rivales los fueron acorralando punto por punto hasta someterlos con la presión para ganar 7-5.

Contrario a otras ocasiones, el público ahora no los arropó de la misma manera a los subcampeones, apenas medio foro completó la afición que se mostró tímida a la hora de apoyar, los gritos de “México” comenzaron aflorar cuando la nave estaba a punto de irse a pique, después de dos quiebres de Mirnyi y Huey en el segundo set.

El marcador solo se separó más conforme pasaron los minutos, la salvación no llegó para “Santi” y Marisuz, que se despidieron con un 6-2 en contra en la segunda manga. Ahora los ganadores se medirán en la siguiente ronda ante los colombianos Juan Sebastian Cabal y Robert Farah, quienes son la pareja sembrada uno en el torneo.

“El primer set tuvimos muchas oportunidades, donde ellos pudieron jugar un buen tenis. En el cinco iguales hicimos un mal juego en nuestro saque y nos ganaron el set. En el segundo fueron mejores, tomaron ventaja desde el principio y bueno cuando fueron mejores no hay nada que hacer más que seguir adelante y mejorar”, señaló González en zona mixta.

Ahora para el mexicano se integrará en un par de días a la concentración del equipo Copa Davis, que la próxima semana enfrenta en Campeche a Guatemala en juego de primera ronda del Grupo II de la Zona Americana y después pensara en el torneo de Houston junto a Fyrstenberg, antes de entrar a la gira europea de tierra batida.

Notimex