Una de las empresas que ha acaparado la atención en los últimos tiempos ha sido Boston Dynamics por sus curiosos robots autónomos. Sobre todo, por sus diseños que emulan animales o personas, como el robot Cheetah, que superó el récord de velocidad de Usain Bolt. Ese interés le valió para ser comprada por Google en diciembre de 2013. Pero la llama se apagó, y en menos de dos años la firma lo ha puesto de nuevo a la venta.

Según Business Insider, Toyota o Amazon podrían ser los principales candidatos para comprar una empresa que a Google le costó 500 millones de dólares en el momento de su adquisición. En aquel momento, en medio de varias operaciones en torno a la robótica encabezadas desde Google por Andy Rubin, exjefe de la división de Android, 300 ingenieros se incorporaron a Google para trabajar en este área.

Pero en 2014, Rubin se marchó. Desde entonces, como apunta Bloomberg, bandazos en la estrategia de la robótica desde la empresa, ausencia de un líder, dificultades para encontrar al reemplazo de Rubin, y fallidas colaboraciones con otras empresas del sector. Durante 2015, la estrategia con Boston Dynamics, y todo lo relacionado con la robótica desde Google, fue el acondicionamiento ante una posible venta.

Hipertextual.com