México.- Casi seis años después de ser aprehendido y encarcelado en la Torre Médica del penal de Tepepan, el ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, rompió el silencio a través de una carta abierta a la opinión pública y dirigida en particular al pueblo tabasqueño, en la que afirma que es inocente y luchará hasta obtener su libertad absoluta.

A pocos días de que El Químico, como es popularmente conocido en el estado, hiciera efectivo el beneficio del arresto domiciliario que obtuvo en razón de sus 70 años de edad para continuar los procesos penales en su contra, manifestó que este es el primer paso hacia la justicia definitiva en su caso.

Desde el domicilio en la Ciudad de México a donde fue trasladado, Granier Melo manifestó su confianza en que, con los nuevos tiempos que vive el país, recuperé su libertad absoluta.

"Sin duda México vive nuevos tiempos donde la justicia pondrá a cada quien en el lugar de la historia que le corresponde. La verdad se abre paso en medio de la mentira, las instituciones de la justicia y el pueblo, ya comenzaron a dar su veredicto", concluyó.

Agradeció, también, a quienes se han mantenido pendientes de su salud y afirmó que continuará en la batalla legal de manera discreta y respetuosa.