Ciudad de México.- El juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, Juan Pablo Gómez Fierro, aceptó el amparo presentado por Greenpeace México y ordenó suspender de manera provisional la aplicación del Acuerdo del Cenace y de la Política de la Secretaría de Energía (Sener) en materia de generación de energía eléctrica, emitidos respectivamente el 29 de abril y el 15 de mayo pasados.

"Con ello, la ciudadanía obtiene una victoria en términos de la protección a sus derechos humanos a un ambiente sano, a la protección a la salud, a la participación en asuntos medioambientales y a la legalidad, principal interés de la organización ambientalista", consideró María Colín, especialista en derecho ambiental de Greenpeace México.

Destacó que, con este amparo, la organización ambientalista, en una estrategia conjunta con el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, (Cemda), busca defender los derechos de la ciudadanía, y de ninguna manera los intereses de las empresas.

Indicó que el principal interés es que prevalezca la legalidad y por ello, "reiteramos que se debe de investigar y corregir cualquier irregularidad que haya en las concesiones o en las subastas otorgadas en el pasado, incluyendo en su caso el castigo a los funcionarios públicos y personas privadas que hayan incurrido en presuntas violaciones administrativas o penales".

Las organizaciones demandan que se abra un espacio de diálogo con la actual administración, en la que participen la sociedad civil, las comunidades y empresas para definir el rol y la forma con la que deben jugar las energías renovables; un modelo que sea socialmente justo y con respeto a los derechos humanos.

Con información de Excelsior