Ciudad de México.- El coronavirus no le ha ganado la batalla a la celebración por la Independencia de México, por lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya tiene un plan para que el Grito y desfile militar se realicen sin riesgos de contagios.

"Pueden estar 500 personas bien separadas (en la plancha del Zócalo de CdMx). Yo hice la propuesta porque hay un comité de esta ceremonia, hice la propuesta que sea con antorchas, ¿Para qué? para mandar el mensaje de que sigue encendida la llama de la esperanza", dijo en La Mañanera de hoy.

El Presidente reiteró que ante la pandemia por covid-19, se mantendrán en todo momento las medidas sanitarias, aunque reconoció que al anunciar que se sí realizará la celebración del 15 y 16 de septiembre "hubo un escándalo".

Sobre el desfile militar, dijo que será transmitido por radio y televisión, por lo que los ciudadanos podrán apreciarlo desde sus domicilios. "No va a ser lo del año pasado que participaron miles de personas".

López Obrador comentó que se prevé que sea una ceremonia conmemorativa sin muchos contingentes guardando la sana distancia a partir de protocolos de salud.

A principios del mes, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que aún no se había tomado una decisión sobre si se realizarían los festejos por la Independencia de México, en septiembre.

Sin embargo, el Presidente reiteró que las fiestas patrias sí tendrán lugar. ​

“Para el 15 de septiembre va a haber Grito y va a haber desfile, guardada la sana distancia en todo, con protocolos de salud. Pero sí va a haber grito. No sabemos si vaya a haber gente, pero sí va a haber grito ¡Viva México!”, declaró.