Ciudad de México.-Comando fuertemente armado rafaguean una veintena de casas y quema varios autos en la colonia Candelaria Ticoman. Un Bebé de menos de un año de edad recibió una bala perdida en cráneo durante el tiroteo. Los delincuentes escaparon con rumbo al Estado de México.

La madrugada de este lunes un comando de al menos 10 hombres con armas largas y cortas, arribaron a las calles Rosal, Prolongación Candelaria y Palma en donde dispararon a los domicilios de estas calles, directo a ventanas, puertas y paredes, así mismo lanzaron bombas molotov en contra de los autos que se encontraban estacionados en la calle incendiándose parcialmente tres de los cinco automóviles y dos que se calcinaron en su totalidad.

Tras la ráfaga de balas, un bebé de apenas 10 meses de nacido resulto con un impacto de arma de fuego en la cabeza, por una de las balas que entraron por las ventanas al domicilio en donde dormía con sus padres. El menor fue trasladado por sus familiares a un hospital cercano para su atención.

Vecinos indicaron que por al menos cinco minutos se escucharon las ráfagas de bala, por lo que se resguardaron en el piso dentro de sus domicilios ya que las ojivas entraban por puertas y ventanas.

Tras varias llamadas de auxilio al número de emergencias 911, arribaron patrullas de diferentes sectores para atender las decenas de llamadas. En el lugar se encontraban cientos de casquillos percutidos de armas cortas y largas, así como botellas de cristal con gasolina que no estallaron y las cicatrices en las paredes por los impactos de bala en las fachadas de al menos 20 casas y los vehículos dañados.

Según testigos los delincuentes escaparon con rumbo al Estado de México ya que el lugar de los hechos es zona colindante con esta entidad, lo que dificulta la localización de los responsables.

También arribo personal de policía de investigación, peritos y ministerio público, para tomar conocimiento de los hechos y levantar indicios que servirán de prueba en caso de alguna detención.


Con información de La Prensa