#A sangre fría

Grupo criminal atrapa a “delincuentes”, y los exhibe en colonias de Chilpancingo

Por Alejandro Ortiz, 2016-03-08 19:47

El domingo pasado se comenzó a registrar una serie de actividades por parte de un grupo criminal en Chilpancingo que se caracteriza por golpear, atar, y colocar pancartas con leyendas sobre sus víctimas a quienes dejan vivas y atadas a postes de luz.

El grupo criminal sin denominación y que aseguran que están haciendo una “limpia” de supuestos ladrones, secuestradores, extorsionadores y otros delincuentes, se ha vuelto viral en las redes sociales luego de que a través de diversas cuentas, suben imágenes de sus víctimas y piden a la gente que los denuncie.

No obstante, varios de los comentarios especulan de una posible relación entre la policía municipal de Chilpancingo y este nuevo grupo, porque mediante las mismas redes sociales informan que sus víctimas, “ya fueron entregadas a la policía”.

Hasta hoy suman de manera oficial seis hombres que han sido atacados por el grupo delictivo. El más reciente caso fue el de dos jóvenes atados en un poste en la colonia El Amate durante la madrugada de este martes; en la zona norte de Chilpancingo y muy cerca del campamento de la Policía Federal.

Todos los mensajes con los que son abandonadas las víctimas los señalan como responsables de hechos delictivos en la capital y anuncian que tienen ubicados a más y que correrán la misma suerte. “La limpia sigue y vamos con todo”, ha sido el mensaje general con el cual se identifica el grupo.

De manera extraoficial, se habla de una víctima más cuyas imágenes fueron subidas a Facebook; no obstante, no hay reportes oficiales sobre ese hallazgo.

Este hecho ha ocurrido en la parte norte y poniente de la capital, sin que hasta el momento ninguna autoridad haya asumido una postura al respecto.

#A sangre fría

Cura asesino podría ser condenado por registros de su celular

El celular de Francisco Bautista Ávalos se convirtió en un elemento clave para determinar su culpabilidad en el homicidio de Leonardo Avendaño.

Por Redacción, 2019-06-25 11:28

México. Notimex.- El teléfono celular del sacerdote Francisco Bautista Ávalos se convirtió en un elemento clave para determinar, hasta ahora, su culpabilidad en el asesinato del joven Hugo Leonardo Avendaño, ya que registros satelitales revelaron que estuvo en el lugar y momento del homicidio.

En la segunda audiencia del caso, un juez de Control consideró que Bautista Ávalos es el autor material de asesinato, luego que el agente del Ministerio Público presentó los registros de geolocalización de los celulares del párroco y de Avendaño, quien fungía como auxiliar en su iglesia.

En ellos se demuestra que el sacerdote y el joven estuvieron el pasado 11 de junio en la casa parroquial Cristo Redentor, en la alcaldía Tlalpan, desde las 23:04 horas hasta las 3:16 de la madrugada del día 12.

Además, el último mensaje que envió Leonardo la noche del 11 de junio desde ese punto, donde vivía el sacerdote, decía: “Ya llegué pa, voy a dejar el celular prendido, cualquier cosa, me llamas”.

Después, ambos dispositivos fueron ubicados juntos por la carretera Picacho-Ajusco y llegaron a las 3:48 horas a la colonia Héroes de 1910, en la parte alta de Tlalpan, donde fue encontrado el cuerpo de Leonardo a bordo de su camioneta.

En la audiencia, la defensa de Bautista Ávalos argumentó que el sacerdote no estuvo esa madrugada en dicho lugar y descartó que los registros satelitales sean suficientes para determinar su culpabilidad.

Mediante declaración de dos testigos, la defensa dijo que Bautista Ávalos olvidó su celular en la camioneta de Avendaño e incluso tuvo que adquirir otro, sin embargo, la versión fue desestimada por el juez.

#A sangre fría

Balacera deja un padre muerto y un niño herido afuera de escuela de Neza

En los hechos, una bala alcanzó a un pequeño de 8 años de edad, ajeno a la víctima y que estaba con su madre para ingresar al plantel.

Por Redacción, 2019-06-25 11:28

México.-Al momento de la entrada escolar se registró una balacera que dejó un padre de familia muerto y un niño de 8 años de edad lesionado, en el municipio de Nezahualcóyotl.

La Policía informó que minutos antes de las 8:00 horas, atendieron la llamada de auxilio frente a la primaria Manuel Hinojosa Giles, ubicada en calle Virgen del Cobre de la colonia Tamaulipas.

La víctima, un hombre de 27 años de edad y empleado de una tortillería, había acudido con su esposa a dejar a su pequeño a la escuela; al salir discutió con dos sujetos que de pronto le dispararon en repetidas ocasiones y huyeron en una motocicleta.

En los hechos, una bala alcanzó a un pequeño de 8 años de edad, ajeno a la víctima y que estaba con su madre para ingresar al plantel.

Paramédicos acudieron al sitio para trasladar el menor a una unidad médica; también certificaron que el occiso recibió cuatro disparos en el pecho.

En la zona quedaron siete casquillos percutidos y se hizo el acordonamiento para las diligencias correspondientes.

#A sangre fría

Semefos de México, apiladeros de difuntos sin identificar

Son más de 8 mil cuerpos sin identificar en los servicios medico forenses (Semefos) del país, están en planchas, refrigeradores, contenedores.

Por Redacción, 2019-06-25 10:56

México.- Son más de 8 mil cuerpos sin identificar en los servicios medico forenses (Semefos) del país, están en planchas, refrigeradores, contenedores.

La anterior es apenas una de las cifras que evidencian la crisis en materia forense que se vive en México debido al incremento en los últimos años de las personas desaparecidas y fallecidas que ingresan a estos espacios  y que hoy reconocen las autoridades federales.

De 2006 a 2017 se acumularon 37,443 cadáveres sobre los que no hay claridad respecto a si se les practicó una necropsia, se detectaron 2,190 fosas clandestinas de las que se exhumaron 3,169 cuerpos y en los Semefos de las entidades federativas se identificaron a menos del 20% de los fallecidos que ingresaron cada mes.

“No solamente se incrementó el número de personas desaparecidas y personas fallecidas, sino que el incremento significativo de los homicidios en el país a partir del año 2007 superó con mucho la capacidad de los servicios forenses para atender la magnitud y la complejidad para garantizar la identificación y el trato digno de los cuerpos que se encontraron”, afirmó Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración adscrita a la Secretaría de Gobernación.

Pero las cifras corresponden a los cadáveres que se pueden contar, también están aquellos de los que no hay rastro debido a que durante los últimos años se implementó la práctica de inhumar cuerpos en fosas comunes sin antes practicar una necropsia o identificarlos, todo bajo el argumento de la sobrecarga que ya presentaban los servicios forenses a nivel nacional.

“Esto ha conducido a una muy profunda crisis forense que requerimos enfrentar con toda firmeza en estos momentos”, señaló Encinas durante la presentación del Informe del Sistema Nacional de Búsqueda en presencia de alrededor de 200 familiares de personas desaparecidas en el país.

Como parte de un estudio elaborado el gobierno federal detecto que no hay infraestructura adecuada y suficiente para el desarrollo de pruebas periciales, hay escasez de personal especializado, recursos limitados que impiden la operación efectiva de las especialidades forenses, falta de criterios homologados para la conservación de cadáveres, desconocimiento de la normatividad e insuficiencia de cementerios forenses.

En ese sentido, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se comprometió a instalar cinco Institutos Regionales Forenses y construir 15 cementerios forenses tarea  para lo que se erogarán 150 millones de pesos.

Asimismo se integrará un equipo de especialistas forenses con expertos nacionales e internacionales y la adquisición de dispositivos para la identificación dactilar en los Semefos y la homologación de identificadores genéticos.

Además se anunció la integración de la Ley en Materia Forense y la Ley de Identificación Humana en la que participaran expertos en materia forense, servicios periciales, entre otros.