México.- En el Partido Acción Nacional (PAN), tras los resultados obtenidos en los pasados comicios, se dieron las voces críticas hacia la dirección de Marko Cortés, quien pese a perder Puebla y Baja California, rescató los resultados en Ayuntamientos de Aguascalientes, Durango y los 21 distritos que obtuvo en Tamaulipas. Sin embargo, esto no acalló las voces que critican lo apagada que ha estado su dirigencia y la falta de voz para ser oposición a la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Aunque su dirigencia tiene menos de un año, pues fue electo el pasado 11 de noviembre de 2018, ya comenzaron las movilizaciones y encontronazos para sacar a Cortés Mendoza de la dirigencia nacional del albiazul. Ernesto Ruffo, exgobernador de Baja California y actual diputado federal, llamó a renovar la presidencia nacional del PAN.

Entre los argumentos que dio Ruffo Appel para renovar la dirigencia nacional fue que la presidencia de Marko Cortés es “ilegítima”. Recordemos que el año pasado, de cara a la elección interna hubo diversos conflictos, principalmente porque el nuevo líder albiazul arribaría al cargo justo después de que se dieran las diferencias con la designación de Ricardo Anaya como candidato a la Presidencia, y que derivó en la renuncia de Margarita Zavala y el expresidente Felipe Calderón, quienes hoy buscan crear un nuevo partido que podría restarle los votos conservadores de cara a las elecciones de 2021. Además que el exmandatario bajacaliforniano era uno de los que aspiraba al lugar que hoy tiene el michoacano.